miércoles, 6 de junio de 2018

RETROPECTIVA: GEORGE BENSON

Nacido el 22 de marzo de 1943 en Pittsburgh, George Benson comenzó a dedicarse a la guitarra a los ocho años y, cinco años después ya actuaba regularmente en grupos de rhythm and blues de su ciudad, aunque sus ídolos no eran los grandes maestros del blues: Benson se formó en el jazz de guitarristas como Charlie Christian y Wes Montgomery. En 1963 Benson llegó a Nueva York y entró en el grupo del organista Brother Jack McDuff. Esta experiencia, que duró dos años, refinó su estilo y le permitió familiarizarse con los escenarios. En 1966 grabó su primer álbum en solitario para Columbia Records, 'It's uptown', pero fue un fracaso comercial: el contrato fue anulado y Benson aterrizó en la compañía recién creada por Creed Taylor, CTI. La intención de esta nueva compañía era proponer la "fusion-music" en su acepción más ligera y comercial. La guitarra de Benson se adaptaba perfectamente a estas exigencias, tanto que se convirtió en invitada fija de todos los productos CTI, además de ser la protagonista de los álbumes en solitario de Benson. Entre estos últimos el más logrado fue 'White rabbit', en 1973. Pero el verdadero éxito de Benson llegó a mediados de los años setenta, cuando, abandonada CTI por Warner Bros., el guitarrista inició su colaboración con el productor Tommy LiPuma. El primer gran resultado fue el álbum de 1976 'Breezin'', en el que por primera vez, Benson exhibe también su dotes de cantante. La música es dulce, con tonos decididamente comerciales: el single 'This masquerade' entró en el Top Ten americano, algo inusitado para un artista aún etiquetado como músico de jazz. Este éxito no era casual, y se repitió al año siguiente con el álbum 'In flight'. Pero la verdadera explosión del fenómeno Benson se produjo en 1978, con el doble álbum en directo 'Weekend in L.A.', donde el guitarrista se consagró con una poderosa versión del "clásico" de Leiber y Stoller, 'On Broadway'. Benson contó en esta extraordinaria gira con un grupo de espléndidos músicos: Phil Upchurch (guitarrista de Ramsey Lewis), Ralph McDonald a las percusiones, Stanley Banks al bajo, Ronnie Foster a los teclados y Jorge Dalto al piano. Este es el secreto del éxito de Benson: óptimos músicos, una mezccla sonora a caballo entre el jazz, el rock y el soul, una voz convincente y esporádicas incursiones en virtuosos solos de guitarra. Con sus guitarras Ibañez G310 y Gibson Super CES, Benson obtuvo de nuevo un gran éxito en 1980, ayudado por el productor Quincy Jones. El nuevo álbum se llamaba 'Give me the night' y el single homónimo alcanzó el cuarto puesto en las listas de éxitos americanas. Desde entonces, y durante todos los años ochenta, Benson ha sido ampliamente reconocido y revalorizado a nivel internacional, y sus conciertos siempre consiguen agotar todas las localidades. El mérito reside en la fórmula atemporal intentada por el guitarrista: una música que une el refinamiento del jazz a la sencillez de la música pop.

No hay comentarios:

Publicar un comentario